lunes, 1 de abril de 2013

Destino: Barcelona - La Sagrada Familia

Llegué a Barcelona un sábado a medio día. Después de una merecida siesta (jet lag del mal), lo primero que hice fue coger un callejero y aventurarme para llegar al Templo de la Sagrada Familia. No es broma, puedo decir que visité la iglesia de Gaudí antes siquiera de deshacer mi maleta :P

Quede maravillada, tal es así, que en las siguientes semanas ya había visitado la gran mayoría de sus edificios. Si no recuerdo mal, he visitado el edificio en 2 ocasiones. Les dejo a continuación una serie de fotos que, una vez más, tomé con mi adorada Nikon F. 




La construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia se inició en 1882 y constituye la obra maestra de Antoni Gaudí, el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. Según las estadísticas, es el monumento más visitado de España, seguido por el Museo del Prado, en Madrid y la Alhambra, en Granada.

Su construcción se comenzó en el estilo neogótico, pero cuando Gaudí asumió el proyecto, lo replanteó completamente. Una de sus ideas más innovadoras fue el diseño de las torres cónicas circulares que sobresales apuntadas sobre los portales, estrechándose con la altura. 





Cuando esté terminado, el templo tendrá 18 torres. El interior está formado por una serie de columnas arborescentes inclinadas y bóvedas basadas en hiperbolices y paraboloides que buscan la forma óptima de la catenaria. 

Al morir Gaudí, en 1926, sólo se había construido una torre. Se conservaban planos y un modelo en yeso del edificio, que fue dañado durante la Guerra Civil. Desde entonces las obras han proseguido y actualmente están terminados los portales del Nacimiento y la Pasión, se ha iniciado en de la Gloria y están en ejecución las bóvedas interiores. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!