miércoles, 23 de abril de 2014

La Flagship Store de McGregor en Bélgica, ¿un Templo del Retail?

De una iglesia a un Templo del Retail, la Wolweverskapel en la ciudad de Ghent, es un monumento protegido de la Región Flamenca de Bélgica que, en el año 2002, experimentó una renovación a fondo con el objetivo de preservar la integridad del edificio. Unos años después, se ha convertido en la nueva Flagship Store de McGregor, cuyo diseño se ha adaptado completamente al edificio original.


El punto de partida del diseño de todo el proyecto del estudio Conix RDBM Architects fue el respeto a la capilla como monumento, al mismo tiempo que debía transmitir e irradiar clase. Por otro lado, las tres cualidades principales que se introdujeron para garantizar la integración del concepto fueron "Transparente, minimalista y atemporal". La fusión de la antigua capilla y el nuevo y refinado diseño hace hincapié en las cualidades de ambos.


La distribución interior, de aproximadamente 330 m2, se basa en un principio simple: Una zona central con la circulación definida a su alrededor que hace referencia a la disposición tradicional de una iglesia clásica, con su nave central y dos laterales. 


La estructura de acero pintado fue diseñada para el área central, con la intención de ayudar a equilibrar la falta de proporción entre el diseño de la tienda y la altura de la capilla. La estructura se encuentra parcialmente cubierta con tiras de cuero en el área de la colección femenina, para proteger la intimidad necesaria para dicha colección. 

Por otro lado, la pátina de las columnas, altas y delgadas, y las paredes de la Wolweverskapel se ven reforzadas con una paleta de colores ocre y crema. Al entrar en el edificio, la atención de los visitantes se dirige inmediatamente hacia arriba, al armazón de madera original, que sigue mostrando todo el esplendor de la artesanía.


El pavimento de concreto blanco original fue cubierto con un parquet de nogal. Debajo de la estructura de acero pintado, la sección central tiene un tinte avellana que encaja perfectamente parquet que lo rodea y el resto de la paleta de colores. 


Los materiales utilizados en los armarios, la caja registradores y el resto del mobiliario son el metal y el vidrio, dándoles un acabado simple y refinado. El uso del vidrio claro y ahumado hace eco a la alternancia entre los colores marrón oscuro y ocre del metal pintado. 

Los muebles de diseño se combinan con algunas obras maestras antiguas, añadiendo un toque de delicadeza que hace hincapié en la artesanía con la que se construyó la capilla.



Diseño: Conix RDBM Architects
Fotografía: Serge Brison

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar!