miércoles, 1 de octubre de 2014

La Concept Store de Sneakerboy en Melbourne, la primera tienda online dentro de la que puedes caminar

La forma en que compramos ha ido cambiando drásticamente en los últimos años. La aparición de las tiendas online muchas veces ha significado que su conveniencia y comodidad sustituya a la experiencia de "ir de compras", pero lo cierto es que nada puede reemplazar el hecho de pasear por las tiendas y tocar, probar y hasta oler los productos. 

Es así que, mientras que otras cadenas están luchando por implementar cambios basados en la web, la nueva Sneakerboy Concept Store ha decidido llevar esta experiencia de compra a un nuevo nivel. 

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Siendo el primero de muchos dentro de su plan de expansión, el local comercial de Sneakerboy en Melbourne (Australia) se plantea como un espacio que está en la cúspide de la revolución de la venta al por menor: Una tienda online a la que puedes entrar y dentro de la que puedes caminar, pero en la que no hay stock, ni dinero, ni ningún producto que te puedas llevar a casa.

Todo lo que se necesita para hacer una compra en la tienda es un smartphone o uno de los iPad que se encuentran en el área de probadores y un ID Sneakerboy. El resto del espacio disponible se dedica a la exposición de la gama de zapatillas, lo que significa que esta Concept Store puede presumir de tener una gama de productos más amplia en un área mucho más pequeña.

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March StudioSneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

La arquitectura interior y la imagen de marca de la tienda, diseñados por March Studio, siguen la estructura de negocio de Sneakerboy y, además, traen la conectividad digital a un primer plano. 

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Sneakerboy Melbourne cuenta con 70 m2, que se distribuyen en dos áreas principales: El área de exposición y los probadores. 


Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Estas dos áreas se ven reflejadas en la fachada, donde un gran portal de acero circular dirige a la clientela hacia el área de exposición y la cámara de visualización, mientras que los bloques de vidrio oscuros dan privacidad al área de probadores y la bañan de luz natural.

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

El área de exposición se ha diseñado con la misma estética "futurista-retro" de una estación de metro, haciendo referencia al ascenso de las zapatillas de deporte en el mundo de la moda que se dio en la huelga de transporte de Nueva York en 1966. 

Toda la gama de zapatillas se exhibe en estanterías de cristal curvado e iluminado. Se trata de un lienzo de visualización para 162 zapatos, que puede atenuarse y ajustarse cambiando la iluminación. Además, se ha colocado una serie de tickers LED móviles debajo de cada zapatilla que indican el diseñador de cada zapatilla. 

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March StudioSneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Los clientes están invitados a explorar cada uno de los productos en la App de Sneakerboy, donde pueden consultar su precio y tallas disponibles. Por otro lado, los tickers LED se convierten en un portal hacia la tienda online. Pueden reaccionar y responder a la actividad en línea, mostrando comentarios como "Agotado" o "Recién comprado en Shanghai". 

Para implementar tal tecnología han sido necesarios 1200 m de cableado. Los cables, que recuerdan a una sala de servidores, se muestran en los estantes a través de vidrio en un intento de mostrar la naturaleza de la tecnología y la conectividad

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

El área de probadores tienen una doble función. La primera, y más obvia, es probarse los zapatos y comprobar que se tiene el tamaño adecuado. La segunda es realizar las compras. El probador se ha construido a partir de 300 casilleros de acero ennegrecido y se concibe como una biblioteca que alberga todos los tamaños de todos los modelos. Se ha colocado seis sillas de acero blanco distribuidas en dos filas. Cada una de ellas cuenta con un iPad, dando a los clientes la oportunidad de navegar y comprar al mismo tiempo que se prueban los zapatos. 

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March StudioSneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Sneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March StudioSneakerboy Concept Store, Melbourne (Australia), por March Studio

Diseño: March Studio
Fotografía: Peter Bennetts
Fuente: Archdaily

2 comentarios:

  1. Cada día me sorprendo más de lo que traes en tu blog. Magnífico. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias María Teresa! Me alegro que te haya gustado el proyecto. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Gracias por comentar!