viernes, 3 de abril de 2015

Jibo... ¿El asistente que siempre quisiste tener?

¿Alguna vez soñaron con tener un asistente personal que no duerma porque, literalmente, está a tu servicio las 24 horas del día, los 365 días del año? 

No se adelanten, no vamos a volver a aquellos lejanos días de esclavitud. Tampoco vamos a quitarle el sueño, los fines de semana o las vacaciones a nadie (aunque tengo claro que algún jefe lo desearía). No hace falta nade eso porque ha llegado al mercado Jibo, un bicho que hace todo eso, y más. 

Jibo

Jibo es el primer robot dedicado a la familia. Un robot casi humano, capaz de identificar idiomas y hablar como si fuera uno de tus amigos o familiares, transmitiendo mensajes e incluso respondiendo preguntas.

Por si esto fuera poco, además de interactuar con las personas, puede hacer video llamadas, recibir mensajes y avisar sobre eventos próximos y tareas pendientes. Todo gracias a una serie de sensores y a tener sincronizada la agenda de contactos y calendario de tu smartphone

¿Todavía no lo tienen claro? Lo más interesante es que este robot está orientado al ámbito familiar, por lo que es capaz de reconocer a sus dueños y aprender sus hábitos. Además, tiene las herramientas necesarias para tomar fotografías y grabar vídeos en el momento que se lo pidas, recomendar y hacer reservas en restaurantes, e incluso leer cuentos a los peques de la casa, en caso que no puedas hacerlo tú algún día a la hora de ir a la cama. 

¿No se lo creen? Sólo tienen que ver el siguiente vídeo para ver como se activan sus diferentes funciones. 


La creadora de Jibo , la doctora Cynthia Breazeal, reunió los fondos para construirlo en la página de crowdfunding Indiegogo. Actualmente, la campaña ha terminado y el resultado final ha sido un completo y total éxito: con una meta de 100 mil dólares, llegaron a recaudar más de 2 millones  en dos meses, gracias a la colaboración de 5552 personas.  

Si desean saber más sobre Jibo, pueden ver todas sus características en su página web

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!