viernes, 25 de enero de 2013

¿Quién dijo que la comida no podía ser divertida?


Cuando era niña, hace muuuuchos años, fui especialmente difícil con el tema de la comida. Sólo como un ejemplo, les puedo asegurar que hasta los 20 años, más o menos, no tenía idea de que sabor tiene una lechuga o un espárrago, los que me negaba a comer, literalmente, porque son verdes. :S

Está de más decir que, casi cada día, era la última en levantarme de la mesa y, en mi empeño por no comer nada que no tuviera "el color o aspecto adecuados", terminaba sola... y con la comida fría.

Me gusta pensar que, si los platos hubieran tenido un aspecto más divertido para una niña con la cabeza en las nubes como yo, todo hubiera sido diferente. 

A continuación veremos algunas formas muy creativas de presentar la comida, que de seguro le serán muy útiles si tienen hijos como yo o, peor aún, que tienen por hobbie lanzar por los aires la comida que les sirven. Sin más que decir...


¡Creatividad al poder! 


Green_Pear_Diaries_comida_creativa
Green_Pear_Diaries_comida_creativa_sopa

Green_Pear_Diaries_comida_creativa_poffertjes

Green_Pear_Diaries_comida_creativa_Nutella


Green_Pear_Diaries_comida_creativa_lecheGreen_Pear_Diaries_comida_creativa_Oreos

Green_Pear_Diaries_comida_creativa_sushi_oso
Green_Pear_Diaries_comida_creativa_cubo_fruta

Green_Pear_Diaries_comida_creativa_bolas_arroz

Green_Pear_Diaries_comida_creativa_sushi_gato


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!