miércoles, 12 de marzo de 2014

Hotel Superbude II, un hostal de diseño en Hamburgo, Alemania

Esta semana les traigo un proyecto muy especial, del que me enamoré en cuanto lo vi. Se trata del Hotel Superbude II, un proyecto desarrollado por el estudio alemán Dreimeta, por el que han sido galardonados con el German Design Award 2014 (Premio alemán al diseño). 


El hotel / hostal está situado en un edificio protegido, que originalmente albergó las oficinas de la Deutsche Post en el cambio de siglo. Por esta razón, las escaleras fueron restauradas respetando fielmente su aspecto original.

El espacio arquitectónico tiene concepto dual, entre un hostal y un hotel, que atrae a un rango de público objetivo amplio. Además, su ubicación en el centro del distrito de moda "Schanze" de Hamburgo,  les ha dado un entorno con carácter propio que les ha permitido desarrollar un diseño poco convencional.


El objetivo:


La premisa del encargo fue seguir desarrollando y diseñando el exitoso concepto de "Superbude". Esta tarea incluyó el diseño de las "Buden", un término coloquial para referirse a las habitaciones en este hotel, y las zonas comunes, como el vestíbulo, bar o la tienda. 


El Concepto:


La idea del equipo de Dreimeta es que los huéspedes del hotel puedan disfrutar de una mezcla de alojamiento sencillo en un albergue y los beneficios de un hotel muy bien equipado técnicamente. Su objetivo fue diseñar mobiliario asequible para el Superbude y constituir una referencia para la ciudad portuaria de Hamburgo, otorgándole no sólo un carácter auténtico, si no también la comodidad genuina y funcional para sus huéspedes. El principio de su diseño fue integrar elementos cotidianos típicos de la zona con los materiales, dándoles una nueva función.


La ocupación de las habitaciones se puede adaptar para satisfacer las necesidades  de cada huésped, contando siempre con  su propio cuarto de baño y WC.


Además de funcionar como un hotel clásico con habitaciones dobles, el plus está en las camas apilables diseñadas por Rolf Heide que contribuyen a maximizar su capacidad. Es así, que las habitaciones dobles se pueden convertir en dormitorios de 3 o 4 camas con un simple "movimiento de muñeca", por lo que el Superbude cuenta con un espacio para un máximo de 270 huéspedes en 90 habitaciones.


El  Kitchen Club cumple la función de área de desayuno y un punto de encuentro para los huéspedes. Los hornos y microondas están disponibles para un almuerzo rápido o una cena de bajo presupuesto durante su estancia.

La solución de diseño:


El elemento principal que da carácter a la planta baja es una pared multifuncional de casi 50 metros de largo hecha de paneles de encofrado de hormigón de color amarillo, cubierta con motivos de cuerda quemada en su superficie. 


Se han incorporado todas las funciones necesarias de la planta a este muro, desde los refrigeradores, la estación de internet, las cajas de seguridad de los huéspedes, los bancos, una estación de agua con jarras, y hasta el espacio de almacenamiento para el hotel. 

La cocina, el buffet, bar y las mesas están hechas de paneles serigrafiados rojos, mientras que la encimera ha sido recubierta con una lámina de cobre.



Los paneles de encofrado amarillos y los tubos de andamio también fueron utilizados para los muebles de las habitaciones de los huéspedes, mientras que una red de seguridad de color naranja hace la función de cabecera. 


Si bien los émbolos sirvieron como colgadores y las cajas de cerveza hicieron el papel de taburetes en el Superbude I también, los detalles como las luces del techo, las perchas y los soportes del papel higiénico fueron diseñados exclusivamente para el Superbude II.



El papel tapìz impreso se ​​hizo con el papel de los diarios locales, como la Hamburguer Morgenpost, el Hamburger Abendblatt, el Welt y el Zeit, por lo que los huéspedes pueden leer acerca de Hamburgo en los artículos periodísticos originales. De esa manera, cada huésped puede hacer su propia impresión de Hamburgo y, tal vez, incluso pueda inspirarse para tomar algunas excursiones de un día. 

Además, cada uno de los 90 Buden tiene un "anfitrión". En su mayoría son bandas de Hamburgo que han escrito algunas líneas y firmado la pared. 


Además de las habitaciones dobles, se diseño una habitación que bautizaron con el nombre de Rockstar-Suite.

Un escenario, bajo el cual se despliega un "zona de césped" en la que pueden yacer hasta 6 personas, ofrece todas las comodidades para las bandas jóvenes, ya que cuenta con todo el equipamiento técnico necesario para una actuación exitosa. 


Finalmente, con el fin de llevar el tema de la cuerda en el vestíbulo y en los baños de los Buden a través de los pasillos del hotel, fue impreso un modelo de cuerda en la alfombra, para acentuar larga y estrecha la forma del edificio.

Diseño: Dreimeta
Fotografía: Steve Herud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!