viernes, 12 de diciembre de 2014

Lammily, ¡por fin una muñeca tipo Barbie con proporciones reales!

¿Están pensando en comprarle una Barbie a sus hijas / sobrinas / nietas / etc. esta Navidad o por Reyes? ¡ESPEREN UN MOMENTO! Tal vez este post les haga replantearse el regalo y elegir otra muñeca en su lugar.

¿Qué pasaría si las muñecas "fashion" se hicieran utilizando las proporciones estándar del cuerpo humano?

Esa es la pregunta que Nickolay Lamm, el artista detrás de las muñecas Lammily se hizo por muchos años. En un mundo en el que reinan unos cánones de belleza completamente irreales e inalcanzables para la mayoría, ¡hasta en los juguetes!, Lamm decidió poner manos a la obra y crear una muñeca diferente a las que podemos encontrar habitualmente en el mercado. Una muñeca que respete las proporciones reales del cuerpo de una adolescente normal. Una muñeca que les haga entender que su cuerpo es normal.

Muñeca Lammyli, por Nickolay Lam

La creación de la muñeca Lammily se basó en ser fiel a uno mismo y pasar de las presiones que el mundo y los medios convierten en normas. 

Cuando entramos en cualquier juguetería, en la gran mayoría de los casos, las estanterías están dominadas por muñecas que son "Divas", "Princesas" o "Sirenas". Si bien en los últimos años se ha visto que, además, han intentado promover un gran número de carreras, Nickolay Lamm se preguntó "¿qué pasa con los verdaderos pasos que se deben tomar en la vida para cumplir tus sueños?" 

Una de las cosas más difíciles en la vida es encontrar tu camino, tu vocación. En ese aspecto, Lammily transmite un mensaje a las niñas de todo el mundo en el que afirma que sólo puede lograrse siendo fiel a uno mismo. 

Muñeca Lammyli, por Nickolay LamMuñeca Lammyli, por Nickolay Lam

En su nueva campaña, su spot publicitario"Time to get real" (Hora de ser realistas) muestra el "proceso inverso" a lo que se hace habitualmente con las muñecas y modelos de las revistas gracias al Photoshop. Un ejercicio en el que, más que retocar, se modifica sin ninguna vergüenza el cuerpo de las modelos. 


Después de aparecer un un sinnúmero de medios, como el Huffington Post, Today, Time, LA Times, Cosmopolitan, la CNN, o la CBS, muchas personas desearon regalarle a sus niñas una muñeca como esa. Es por esta razón que, el 5 de marzo de este año, se lanzó una campaña para recaudar fondos y poder financiar su fabricación.

En estos 9 meses, se han conseguido más de 13'600 patrocinadores y se han pre-ordenado más de 19'000 muñecas. Lammily ya ha sido fabricada y está lista para su envío desde el pasado 28 de noviembre a todos los patrocinadores. 

¿Los convencí de dejar a la Barbie en su estante de la tienda, de donde nunca debería salir? Si es así, y quieres ordenar ahora mismo la primera edición de la muñeca Lammily, sólo tienen que entrar en su página web, haciendo clic en este enlace

Entrevista a Nickolay Lamm (subtitulada)


6 comentarios:

  1. Que bueno que existan iniciativas como estas, pues evitarán que muchas pequeñas quieran tener un cuerpo perfecto, que en muchas ocasiones es difícil de conseguir. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo, Coral. Es genial que hoy podamos encontrar diversidad en las muñecas y no sólo las Barbies de toda la vida que no se parecen en nada a las mujeres de verdad. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Qué bien !!! Tu Alexandra siempre de vanguardia , es muy justo y las vestimentas de talles reales jeje igual pienso siempre ( por gordy ) , igual ese no es tu problema ... delgadita estás cómo quieres !!! Muchas gracias , saludos guapa !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Tere! Ya venía siendo hora que comenzaran a hacer muñecas un poco más reales. Eso de pensar que todas tenemos que ser rubias, de ojos azules y con cintura de avispa (o anoréxica) la verdad que ya cansa bastante. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Me encanta esta nueva muñeca, mucho más natural, como en la realidad verdadera, y todavía conservo belleza natural. Gracias por compartir esta. Alexandra Proaño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti Cindy! Espero que cuando sea momento de comenzar a comprarle muñecas a mi hija haya muchas más Lammilys en el mercado. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Gracias por comentar!