miércoles, 11 de marzo de 2015

David Chipperfield diseña la nueva flagship store de Bally en Londres

La marca suiza de productos de lujo Bally encargó el diseño interior de su nueva tienda insignia en la New Bond Street de Londres al estudio del arquitecto británico David Chipperfield


La boutique en Londres es el primero de varios proyectos que David Chipperfield Architects realizará para Bally


El proyecto se divide en tres niveles de un edificio en esquina de la New Bond Street, uno de los destinos para realizar compras de lujo más famosos de la ciudad. 

La línea de productos para caballero se ha ubicado en el sótano, mientras que la moda de mujer se encuentra en la planta baja y la primera planta alberga los servicios "Made to order", "Made to Colour" y "Shoe Caring"


El estudio desarrolló el interiorismo de los 400 metros cuadrados de la tienda basándose en un interior diseñado para la marca en Spiez, Suiza, por el arquitecto modernista Marcel Breuer, en la década de 1920

Chipperfield ha tomados dos referencias claras del diseño de Breuer para esta flagship store: las cajas de color rojo burdeos y el uso de muebles con estructuras tubulares hechos a medida. 


La primera, el uso de cajas de zapatos color burdeos apiladas en columnas dentro de una cuadrícula a través de secciones en las paredes, sirve de almacenaje y, al mismo tiempo, para la exposición del calzado. La idea detrás de esta distribución es permitir que los clientes busquen y escojan sus propios zapatos, en lugar de esperar a que un vendedor/a los atienda y desaparezca en el almacén en busca del modelo y talla deseados. 



Esta concepción de las paredes con cajas de zapatos apiladas es muy parecida a las diseñada por Marcel Breuer. Sin embargo, Chipperfield ha jugado también con paneles de madera de nogal americano con una retícula vertical que rodean los interiores de cada planta. 


Los paneles se curvan en las esquinas para vincular las pequeñas agrupaciones del espacio, y cumplen la función de ser pantallas semi transparentes que separan las diferentes estancias y bloquean la vista a través de las muchas ventanas que miran a las calles vecinas. 



Además, con el objetivo de poder exhibir los zapatos en un lugar destacado fuera de sus cajas,  así como los bolsos y complementos, Chipperfield ha diseñado unos estantes hechos de secciones curvadas de aluminio, que se enganchan en las ranuras de los paneles mediante soportes de madera. 


Para iluminar los productos, dichos estantes están retroiluminados mediante una luz de baja tensión que se transfiere directamente de las paredes hacia los marcos. Esto significa que los estantes se pueden acortar y reducir, y ser re-ubicados cuando sea necesario, sin tener que tocar el cableado eléctrico.


Zapatos y otro tipo de accesorios se pueden apreciar también ya sea sobre o en el interior de unas mesasvitrinas auto-soportadas colocadas en las diferentes estancias. Es en este tipo de mobiliario donde se pueden apreciar los perfiles metálicos tubulares basados ​​en el diseño de muebles de Marcel Breuer.


La escalera en el centro del edificio está revestida con mármol gris suizo, mientras que el pavimento del área de exposición de todas las plantas de la tienda está cubierto con una moqueta gris.

Para asegurarse que el diseño de la tienda es más que un sofisticado tributo a la arquitectura moderna, Chipperfield ha introducido también dentro del mobiliario una serie de sillones, sofás y pufs inspirados en las obras de los diseñadores italianos Ignazio Gardella y Luigi Caccia Domimiono, de la década de los años 60. 




+++

¿Te interesa conocer otro proyecto de David Chipperfield? Puedes ver la Flagship Store que diseñó para Valentino en Nueva York haciendo clic en este enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar!