miércoles, 1 de abril de 2015

Herzog & de Meuron crea un espacio pequeño e íntimo para la nueva tienda de Miu Miu en Tokio

Hace pocas semanas se realizó la apertura al público de la nueva tienda de la marca italiana Miu Miu en Tokio, diseñada por el renombrado estudio de arquitectura suizo Herzog & de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Ubicado en el distrito de Aoyama, el nuevo local comercial de Miu Miu ha alargado la lista de marcas de lujo que deciden ubicarse en la calle Miyuki, un lugar que, a diferencia de otras locaciones del mundo donde suelen emplazarse esta clase de marcas, no se caracteriza por su belleza o elegancia. Su arquitectura heterogénea mezcla edificios independientes de diferentes alturas y formas, sin ningún tipo de tradición histórica ni normas comunes y, a pesar de contar con árboles aislados, no tiene el atractivo de las plazas o bulevares que pueden encontrarse en las ciudades europeas. 

Esta es la situación con la que se encontraron los arquitectos de Herzog & de Meuron hace más de 10 años, cuando fueron elegidos para diseñar el edificio de la boutique Prada Aoyama. En esa ocasión, su objetivo fue contrarrestar esta situación, hecho que se logró mediante la colocación de una pequeña plaza al lado del edificio y al proyectar una estructura completamente transparente que diera personalidad e individualidad al edificio, al mismo tiempo que fomentara la observación de la ciudad desde el interior del edificio y, al mismo tiempo, la posibilidad de ver el interior desde cualquier punto de la calle. 

Boutique Prada Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron
Boutique Prada Aoyama, Herzog & de Meuron (2003)

Con el paso de los años, el edificio de la boutique Prada se ha convertido en un lugar muy frecuentado, por lo que uno de los requisitos de la sucursal de Prada Japón fue tenerla en cuenta a la hora de proyectar la nueva tienda Miu Miu Aoyama, situada en las inmediaciones, al otro lado de la calle Miyuki. 

En este caso, después de estudiar las diferentes tipologías arquitectónicas y las normativas urbanísticas de zonificación que obligaban a tener una menor altura, se optó por desarrollar un edificio más pequeño e íntimo. Un diseño que se inclinara más a ser una casa que un gran almacén, más oculto que abierto, más discreto que extravagante, más opaco que transparente. 

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

El modelo tipológico elegido, por adaptarse mejor a todas las consideraciones, fue una caja colocada directamente en el nivel de la calle, con una tapa ligeramente abierta para marcar la entrada y permitir que los peatones puedan ver el interior. 

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

La fachada no tiene logo ni hace ningún tipo de alarde. Se ha planteado como una superficie pulida y lisa como un espejo, que ha sido diseñada para atraer la la mirada y la curiosidad de los peatones que pasan. El plano inclinado de la fachada llama su atención hacia la acogedora tienda que se encuentra detrás. Es sólo entonces, al encontrarse debajo del plano inclinado de la fachada, cuando se hacen visibles los dos niveles del edificio, como si éste hubiera sido cortado por un "cutter gigante", llevando el interior al exterior. 

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Ya en el interior de la tienda, los bordes suaves y redondeados de las superficies y mobiliario de cobre se encuentran con las esquinas afiladas de acero de la caja metálica, mientras que los nichos "estilo cueva" vestidos con brocados miran al espacio central del área comercial como si se tratara de palcos en un teatro. 

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

La tienda, de 720 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, presenta sus productos en mesas y vitrinas acompañadas de cómodos sofás y sillones, que garantizan la comodidad de sus visitantes, como si se tratara de una casa espaciosa y confortable donde se puede disfrutar de un ambiente agradable. 

De esta forma, mientras que la calle no es un sitio que fomente una prolongada observación de los alrededores, el edificio Miu Miu Aoyama proyectado por Herzog & de Meuron es un gesto que invita a entrar y quedarse un rato disfrutando del espacio y, por supuesto, de la línea de productos de la marca. 

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de MeuronMiu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

Miu Miu Aoyama, Tokio, Herzog de Meuron

video

Fuente: Miu Miu

2 comentarios:

  1. Qué raro que no esté en Shibuja o Shinjuku. Bonita tienda Miu Miu; lástima que, para el estilo que yo gasto. nunca haya de nada jajaja. besos, Alexandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alex, la verdad es que no he tenido el gusto de estar nunca en Tokio pero, por lo que he podido leer, es en el distrito de Aoyama, especialmente la calle Miyuki, donde se ubican las grandes firmas de lujo. Supongo que será algo así como el "Passeig de Gràcia" de Tokio, o algo así, ni idea.
      Tema aparte, la tienda me gustó muchísimo por su sobriedad en el exterior. Es como si quisiera llamar la atención para que la aprecien más por su belleza interior, que en este caso tiene unos detalles muy logrados, que por su fachada. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Gracias por comentar!