miércoles, 17 de junio de 2015

Kleinfeld Bridal Store, el paraíso de las novias en Toronto

Una tienda que puede describirse como el sueño de todas las novias canadienses. 

Menos es innegablemente más en este espacio, en el que se ha transformado totalmente un almacén y área de oficinas para convertirlo en el local comercial de Kleinfeld Bridal Store.

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

Kleinfeld Bridal Store está ubicado en la planta superior de un edificio en Toronto. Diseñado por el HBC Store Planning de Hudson's Bay, el local comercial cuenta con 1300 metros cuadrados que han pasado de ser un espacio oscuro y lúgubre, a un showroom contemporáneo, amplio y aireado, capaz de elevar al producto y la experiencia de compra más allá de las expectativas de sus visitantes.

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

El área pública está compuesta por expositores minimalistas integrados dentro de un diseño planteado con el objetivo de revelar las diferentes opciones gradualmente, dando a la clientela tiempo suficiente para considerar la elección del producto perfecto dentro de un stock de más de 600 vestidos de novia, que incluyen más de 50 muestras de tallas grandes. 

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

Las novias utilizan la tienda como un lookbook, etiquetando estilos antes de reducir sus elecciones en 14 probadores de gran tamaño y un probador VIP. El espacio abierto y despejado se traduce en un espacio amplio para moverse y dar vueltas sin miedo a rasgar los vestidos, y permite a las novias obtener una experiencia completa (lágrimas de emoción incluidas).

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

Estéticamente, el enfoque femenino y atractivo evoca belleza y emoción inmediata, las señas de identidad de las novias en el día de su boda. Los diversos elementos de la tienda acomodan servicios tales como un "conserje de boda" para hacer que la novia se sienta mimada, especial y rodeada de lujo a través de su experiencia de compra. 

La reapertura de las ventanas originales, los tragaluces del edificio y un nuevo patio introducen la luz natural al espacio. Pavimentos de madera de roble blanca, accesorios metálicos mixtos, detalles que contrastan, muebles inspirados en espacios residenciales y toques de lux transforman el espacio en un entorno real y elegante

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

Un muro curvo pintado de color malva invita a los clientes al "salón de los vestidos", al mismo tiempo que suaviza las líneas duras de la arquitectura. Por otro lado, un tabique de drywall iluminado arroja luz sobre los vestidos, que se exhiben en un colgador continuo de bronce pulido, dirigiendo la mirada de los visitantes.

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

Se ha utilizado una paleta de colores suaves que asegura que los vestidos de novia sean el protagonista absoluto, de forma que acaparen toda la atención. 

El contraste viene dado por la elección de los materiales y texturas mixtas, desde el bronce pulido, el brillante revestimiento de las paredes y los acabados antiguos marcos de los espejos, hasta la madera blanca del pavimento y los suaves tonos de pintura gris y malva. 

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

La única excepción dentro de la paleta de colores neutros se encuentra en el departamento de zapatos y accesorios, donde se ha utilizado tonos modernos y más ricos para los asientos, como las sillas en rosa mohair

Kleinfeld Bridal Store, Hudson's Bay, Toronto, Canadá

El parquet de madera de gran formato sirve como un elemento que da carácter a la entrada del salón de los vestidos, mientras que el patrón de espina de pescado añade interés al vestíbulo de los probadores. Por otro lado, las puertas dobles de roble arenado de 2,75 metros con un suave tono gris lavado y el bronce dan a los probadores un sentimiento del "viejo mundo" que evoca un sentimiento de grandeza. 

La mesa de nogal blanqueado de más de 3 metros de largo presenta las últimas tendencias en el mundo de los accesorios de novia. El producto se exhibe sobre terciopelo gris dentro de cajones lacados, también grises, con ligeros toques personalizados de bronce pulido. Todos los elementos fueron seleccionados cuidadosamente para dar vida a los productos de gama alta, animando a la clientela a decantarse por uno de ellos. 

La reapertura de las ventanas originales, los tragaluces del edificio y un nuevo patio introducen la luz natural al espacio. Pavimentos de madera de roble blanca, accesorios metálicos mixtos, detalles que contrastan, muebles inspirados en espacios residenciales y toques de lux transforman el espacio en un entorno real y elegante.

+++++

2 comentarios:

  1. Impresionante, me recuerda a esas tiendas americanas de vestidos de novia que salen en los programas de televisión de Divinity, ¿Es esta?

    ResponderEliminar
  2. Hola Zoraida! La cadena Kleinfeld Bridal tiene un programa de televisión que se llama "Say Yes to the Dress" y sí, me parece que lo he visto alguna vez en Divinity, aunque podría jurar que el del programa se hace en la tiendas de Nueva York y Atlanta, que también son impresionantes. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!