viernes, 1 de abril de 2016

Obras de arte japonesas en el cuerpo de un postre

Comenzamos abril con un post muy pero muy goloso

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte


Y es que este viernes les traigo un post con la que es, sin lugar a dudas, mi parte favorita de toda comida o cena en condiciones... ¡el postre! :D

Sí, me encanta el dulce. Da igual si viene en forma de chocolate, rollo de canela, pie de limón, dulce de leche o tarta de queso. Si está bueno, me lo devoraré sin pensar ni un segundo en las tropecientas mil calorías que me estoy metiendo en el cuerpo. Total, sólo se vive una vez, ¿no?

Entre las muchas recetas de postres que pueden encontrarse en internet y las fantásticas fotos que dan vueltas por Pinterest, he decidido dedicar el post de hoy a los postres japoneses más artísticos. Unos postres tan bien emplatados y con una estética tan pero tan bonita, que me hacen dudar si sería capaz de comérmelos por pena a no destruir una obra de arte así. 

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arteGreen Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arteGreen Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arteGreen Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

Green Pear Diaries, comida, postres japoneses, arte

¿Se imaginan que les pongan algo así en la mesa? Y si encima está bueno... 

¡Buen fin de semana chic@s!


4 comentarios:

  1. Hola Alexandra qué bonitos, no sabes efectivamente qué hacer con ellos aunque un niño sí que lo sabría jugar y comérselos después jaja, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joseme! Yo creo que al final me animaría a probarlos, aunque eso sí, después de hacerles un montón de fotos, jajaja. Lo que no tengo claro es si me los terminaría. He probado más de un postre japonés y la verdad es que no puedo decir que me gusten.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hay algunos que son verdaderas obras de arte, como no me va a dar pena comérmelos...
    Me parecen unas creaciones increibles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Mary! A mi también me daría mucha pena comérmelos, pero al final fijo que caerían. ¡Soy muy golosa! Ahora, como le decía a Joseme en mi comentario anterior, no se si llegaría a terminarmelos, porque no soy muy fan de los postres japoneses.
      ¡Saludos! :)

      Eliminar

¡Gracias por comentar!