jueves, 9 de junio de 2016

Nathan Sawaya: The Art of the Brick

Hace poco más de año y medio publiqué una entrada dedicada al trabajo de Dean West, un artista especializado en fotografía conceptual que, entre otras cosas, desarrolló "In Pieces", una serie que contaba con unas fantásticas esculturas de LEGO construidas por el escultor Nathan Sawaya especialmente para la ocasión.


Se imaginarán cuan grande fue mi sorpresa cuando leí hace unos meses en el periódico que Nathan Sawaya, creador de esas maravillosas piezas que me enamoraron, expondría sus esculturas en el Centro Comercial Las Arenas de Barcelona.  


He tardado algún tiempo en ir a ver "The Art of the Brick", pero sin duda ha valido la pena. Finalmente nos decidimos a pasar por allí el domingo pasado, después de ir a cumplir con mi deber como peruana y votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Si les soy sincera, no tenía muy claro que esperar, porque cuando ves estas cosas en internet o en fotografías no te haces una idea de lo bien hechas y realistas que pueden llegar a ser. 


Para realizar sus esculturas, Nathan Sawaya emplea únicamente piezas de Lego. Lo que a priori podría considerarse simple e incluso un "juego de niños", es en realidad un trabajo muy meticuloso, lleno de detalles y, como dije antes, muy realista, en el que emplea cientos e incluso miles de ladrillos de colores.



Todas sus obras son realizadas en su taller de Los Angeles, un espacio de 300 metros cuadrados en el que almacena cinco millones de piezas Lego de todas las formas, tamaños y colores, perfectamente clasificadas y ordenadas para poder ser usadas en cualquier momento. 



En la exposición se puede comprobar como Nathan Sawaya es capaz de realizar desde las figuras más pequeñas hasta grandes "monstruos", como pueden ser el modelo a escala de un esqueleto de T-Rex de 6 metros de largo, hecho con más de ochenta mil ladrillos, o la copia del David, de Miguel Ángel, perfectamente ejecutados. 


Las figuras que más abundan dentro de la exposición corresponden al cuerpo humano en todas las posturas, muchas veces a tamaño natural, que generalmente ha elaborado en un único color con la intensión de "que no se parezcan a nadie".  Otras obras curiosas son sus representaciones de cuadros conocidos mundialmente, como "La Noche Estrellada" de Van Gogh"La Mona Lisa" de Leonardo Da Vinci o, mi completo y total favorito, "El Grito" de Edward Munch, al que estuve contemplando un buen rato. 



Cierran la exposición con broche de oro las esculturas que desarrolló para la serie fotográfica "In Pieces" de Dean West. Si ya en su día se me cayó la baba viendo las imágenes en la pantalla de mi ordenador, no saben lo increíble que fue verlas en vivo y en directo, a tamaño real y al lado de las fotografías. Especialmente impresionante resulta el vestido rojo, que es enorme y tiene un nivel de detalle que lo hace merecedor de un 10. 





Antes de salir, como no podría ser de otra manera, encontramos la tienda de merchandising, especialmente adaptada para los más pequeños de la casa, que pueden jugar con cientos y cientos de piezas Lego distribuidas en dos mesas, y un par de vídeo consolas. 

Si se animan, la muestra estará en la planta superior del Centro Comercial Las Arenas de Barcelona hasta este domingo, 12 de junio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!