lunes, 22 de julio de 2013

Lonely Planet: Playas con personalidad

Playas arcoíris, playas que desaparecen, del color del carbón o blancas como la nieve... Llevo meses soñando con el verano y, ahora que ha llegado a este lado del planeta puedo cerrar ls ojos e imaginar que estas vacaciones visitaré alguna de estas 10 sorprendentes playas que ha seleccionado Lonely Planet.

Son una maravilla!!!


01. Una bolera de piedras y arena - Cantos Bowling Ball Beach (California, USA) 

Cantos Bowling Ball Beach,  California

¿Qué puedo decir, si su nombre lo dice todo? Esta playa, situada en el condado de Mendocino, está cubierta con bolas de piedra de más de un metro de diámetro! Es impresionante como forman largas hileras junto a la costa, como si fueran la pista de bolos de algún gigante que anda escondido por ahí.

Resulta aún más llamativa por su arena verde y sus mareas evanescentes que por las propias rocas, las que se ven mucho mejor con bajamar. La gente viene sobre todo para practicar surf, pescar, hacer picnic o simplemente para ver puestas de sol.


02. Una bella playa de chatarra - Glass Beach (California, USA)

Glass Beach, California

La playa está al norte de California y, en la actualidad, parece una tienda de piedras preciosas en la que el sol consigue un efecto espectacular al reflejarse sobre esas miles de piezas de vidrio... Sin duda, es un buen ejemplo de cómo la naturaleza puede convertir la basura en algo hermoso. 

Está cubierta por pequeñas piedrecitas de vidrio de colores, resultado de la basura que se tiraba por sus acantilados, ya que, hasta finales de los años sesenta, la gente tiraba de todo, desde coches viejos hasta electrodomésticos. 

La playa se llenó de metal, cristal y desperdicios, pero el mar y la madre naturaleza pusieron en funcionamiento su increíble maquinaria que, como una enorme trituradora, redujo y redondeó el cristal. 

Ahora está prohibido tirar cosas y también recoger los cristales.


03. Una playa color rosa caribeño - Harbour Island (Bahamas)

Harbour Island, Bahamas

No son alucinaciones! la arena de esta playa es realmente rosa. 

Harbour Island tiene esa tonalidad en su arena gracias a que las partículas de coral, que se mezclan con los granos de arena blanca. 

Por si fuera poco, a esta playa no le faltan las típicas aguas transparentes y azules de estas latitudes. ¿La propuesta de Lonely Planet? Tomarse un cóctel en una terraza privada como, por ejemplo, en el Pink Sands.


04. Playas con un fondo de glaciar - Prince William Sound (Alaska, USA)

Prince William Sound, Alaska, USA

Las playas del golfo de Alaska son la prueba de que las playas no siempre tienen que servir para bañarnos o tomar el sol. 

Las playas en su extremo más meridional están llenas de vida. Se puede compartir el agua y la arena con focas, nutrias, ballenas, águilas y osos. Los glaciares vierten al mar, el aire es frío y puro, las cumbres se reflejan en las aguas cristalinas, y la arena negra está enmarcada por colinas verdes y hielos azulados... Parecen realmente de otro mundo!!!


05. Playa de Perissa (Santorini, Grecia)

Playa de Perissa, Santorini, Grecia

Las personas que la han visitado dicen que es la playa más bella de Santorini. Se trata de una playa pública, con arenas negras y vigilada por la inmensa roca de Mesa Vouno, que se ilumina de noche.

Lonely Planet recomienda hacer alguna excursión, por ejemplo, a las ruinas de Tira, a donde se puede llegar caminando, o el Stelios Place, con sus terrazas blancas, su piscina y sus buenos desayunos.


06. Acantilados con arco iris - Rainbow beach (Australia)

Rainbow beach, Australia

Es una playa cercana a Fraser Island, la isla arenosa más grande del mundo. Refleja colores rojos o verdes, pero sobre todo, un arco iris de estrías de color turrón, rosa, miel y crema. Desde lejos, la arena parece dorada, pero si se toma un puñado se puede apreciar el prisma de colores que irradia.

Además, en la isla se puede observar muchas cosas más, como los delfines, que se pueden contemplar en la cercana Tin Can Bay. Lonely Planet aconseja madrugar para alimentarles personalmente (solo comen una vez al día, a las 8.00).


07. Con los trolls bajo la lluvia - Playa de Vík (Islandia)

Playa de Vík, islandia

Se dice que Vik es una playa custodiada por rocas con forma de trolls. Según cuenta la tradición popular, el sol alcanzó a unos desafortunados trolls y les convirtió en las extrañas figuras de basalto que se alzan como esculturas vigilando las frías costas atlánticas.

Vík está en la costa suroeste de Islandia, y presume también de ser el punto más meridional y el lugar más lluvioso del país. Las olas blancas bañan la arena de un negro intenso, como una playa vista en negativo, mientras que al fondo centellean los acantilados verdosos.


08. Una playa custodiada por guerreros de basalto - Calzada de los Gigantes (Antrim, Irlanda del Norte)

Calzada de los Gigantes, Antrim, Irlanda del Norte

Las erupciones volcánicas han modelado miles de columnas de basalto en formas hexagonales, dispuestas como los tubos de un órgano, que le dan a a famosa Calzada de los Gigantes un paisaje espectacular. 

La mitología local cuenta que, tras intercambiar a gritos amenazas por encima del mar, el guerrero Finn McCool y un gigante escocés comenzaron a construir, cada uno por su lado, una calzada para poder alcanzarse... Lo curioso es que la geología apoya este mito, ya que existen estructuras similares en el lado escocés.


09. Roja, negra y verde - Papakolea (Hawai, USA)

Papakolea, Hawai

Las islas volcánicas de Hawai no suelen ser blancas, porque la arena aparece mezclada con ébano negro, rojo marciano y verde. Aunque la arena de Papakolea no es exactamente de color esmeralda brillante, si que tiene un tono verdoso que se debe a los cristales de olivino (conocido como el “diamante hawaiano”) depositados en ella tras una erupción volcánica hace unos diez mil años.

Como los cristales son mas pesados que el resto de los materiales volcánicos, cuando las aguas arrastran a los demás componentes, la playa se vuelve todavía más verde.


10. Playas que desaparecen - Chandipur (India)

Chandipur, India

En Chandipur, al sur de la India, el mar hace un pequeño truco de magia: ¡Desaparece! 

Con el bajamar, nos dice adiós y se retira unos 5 km. Mientras que esperamos a que vuelva, nos dará tiempo a pasear por el lecho marino, lleno de conchas y pequeños cangrejos rojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar!